lunes, 29 de septiembre de 2014

PABLO PICASSO. DEL CUBISMO ANALÍTICO AL CUBISMO SINTÉTICO, DE 1910 A 1914/24. CARACTERÍSTICAS Y OBRAS.

En este artículo voy a tratar sobre la vida, las características y las obras más significativas de Pablo Ruiz Picasso desde el momento en que se puede dar por creado el cubismo -entre 1907 y 1909- hasta 1914, año en que dio comienzo la Gran Guerra y separó a Picasso de los otros pintores con los que colaboraba en este nuevo estilo. Seguiremos una década más adentrándonos en este estilo, puesto que Picasso lo utiliza a menudo para obras decorativistas, alternándolo con un estilo clasicista. En otros artículos  de este blog desarrollo otras etapas. Para poder leerlos cronológicamente o para buscar una etapa muy concreta, recomiendo pinchar sobre el enlace  que dirige al esquema general de etapas y obras. Pinchando sobre otros links se podrá acceder a otras páginas relacionadas.
En la siguiente presentación he expuesto algunas de las obras más importantes que se conservan de Pablo Picasso durante estos quince años. Os aconsejo la abráis para tener una visión más completa de la obra del pintor y poder entender el texto que viene a continuación.


La obra creada por Picasso y Braque entre 1907-09 produjo una auténtica revolución en todos los ámbitos del Arte: en la perspectiva, en la utilización del color, en la composición y en la representación fragmentada de los objetos. Pero aún no había dado todo lo que podía dar de sí.

El cubismo analítico, 1909-1912

Después del verano de 1909 en Horta de Ebro, Picasso viene dispuesto a un nuevo cambio en su vida personal y en su forma de pintar.

Desde el punto de vista biográfico, deja Bateau Lavoir, la que había sido su residencia y lugar de trabajo desde que se instaló en París en 1904, y se traslada a un buen apartamento-estudio en Boulevard Clichy, cerca de la plaza de Pigalle. Pese a que le vaticinaron el desastre económico al lanzarse a su investigación cubista, no le ha ido mal. Su fama no sólo no se resintió, sino que su cotización ha subido (su obra de las épocas azul y rosa tiene gran éxito) y puede permitirse ciertos lujos y, sobre todo, tener la libertad de pintar lo que quiera. Personalmente, su vida amorosa no va tan bien. La relación entre Fernande Olivier y Picasso es tirante y termina por romperse en 1912. Es curioso que esta etapa de infelicidad coincida con el periodo menos emotivo del artista, el del cubismo analítico.

Fernande Olivier, Georges Braque y André Derain. En algún momento entre 1908 y 1910. El fotógrafo es el mismo Picasso.




Desde el punto de vista artístico es un periodo de investigación. Durante estos años Picasso y Braque comparten experiencias, discuten y descubren nuevas posibilidades para el arte
Estas son las características del cubismo analítico:
  • Las formas que se habían geometrizado en la etapa anterior empiezan ahora a descomponerse. Las imágenes se convierten en una serie de planos de tamaño desigual, discontinuos  y cortados con complejos entramados de líneas. El volumen y la profundidad de los objetos desparecen ante la infinidad de fragmentos en que se descomponen, a modo de cristalinos reflejos de la realidad. Unos planos nos acercan detalles lejanos o menores y otros nos alejan los que en la figuración al uso debían estar en primer plano. La visión frontal y lateral se superponen en planos contiguos, que se mezclan e invaden.
  • Las gamas de color son sobrias y tendentes a la monocromía. Son sienas, pardos, grises y azules oscuros. Esta casi negación del color es  una reacción muy dura contra los estilos tan inmediatos como el impresionismo, el divisionismo o el fauvismo, que habían apostado decididamente por el color como eje de la pintura.
  • Los temas son músicos, algún retrato y numerosos bodegones. Lo que importa de ellos es el ensayo de la nueva técnica, no lo que representan.
Picasso. Retrato de Ambroise Vollard, 1910.




Evolución.

Inicialmente, en el año 1910, las facetas son grandes o medianas y el objeto o el personaje aparece desmenuzado, pero reconocible. Es el caso de los retratos de los tres marchantes de Picasso: Ambroise Vollard, Daniel Kahnweiler y Wilhelm Uhde.

En 1911, siguiendo el desarrollo del ensayo pictórico, los planos van siendo más pequeños y parecen disgregarse por la forma casi puntillista de la pincelada. El objeto o el personaje casi se hace irreconocible. La investigación llega a un punto en el que se está a punto de sobrepasar el límite de lo figurativo hacia la abstracción. En El hombre del clarinete apenas podemos intuir las formas del personaje y del instrumento musical, de hecho sólo el título nos aclara la obra.

Picasso. El hombre del clarinete, 1911.




Este peligro de caer en la abstracción, de la cual Picasso renegaba, les llevará a recuperar los planos de tamaño mayor a partir de 1912 . La novedad de este año es que por influencia de Braque introduce  letras tipográficas pintadas en principio a mano alzada. Las letras se disponen formando palabras con lo que suponen un recurso pictórico y  aportan a su vez un nuevo significado simbólico. Otra novedad es que además de los pigmentos los artistas empiezan a introducir nuevos materiales que se pegan sobre el lienzo como papeles pintados que imitan madera, hules de plástico, cuerdas o etiquetas. Había nacido el collage, una nueva forma de entender la obra pictórica a caballo entre la pintura, la escultura y el ensamblaje industrial. Los cuadros Naturaleza muerta con trenzado de silla o Violín "Jolie Eva" son  buenos ejemplos de todas estas aportaciones que van a dar paso al cubismo sintético.

Picasso. Violín "Jolie Eva", 1912.




El cubismo sintético, 1912-1915.

Fernande es ya pasado en la primavera de 1912 y entra en su vida otra nueva mujer Eva Gouel y con ella un nuevo cambio en su estilo. El cuadro que acabamos de ver es todo una declaración de amor a su querida Eva, con la que vivirá desde esta fecha hasta su muerte por enfermedad a finales de 1915.  Pero también es una forma nueva de entender el cubismo y una muestra de que el  color comienza a motivar al artista.

Picasso. Guitarra, 1913.




El objeto ya no es despedazado/analizado en multitud de planos, sino que el objeto empieza a ser sintetizado en sus formas esenciales y volverá a ser fácil de descifrar. La entrada en el cuadro de materiales extrapictóricos permite dar a cada superficie una estructura más simple y una textura mucho más variada. La utilización de periódicos recortados, con sus textos, imprime un nuevo efecto casual al cuadro, que será aprovechado pocos años después por el Dadaísmo y sus juegos con el azar. En cuanto al color volverá recuperarse progresivamente la variedad cromática.

Picasso. Vive la France, 1914-15.




El cubismo termina bruscamente su evolución como proyecto compartido al estallar la Gran Guerra o Primera Guerra Mundial. Los pintores franceses son llamados a filas. Sólo Pablo Picasso y Juan Gris, como españoles, pueden continuar su evolución. Picasso introduce como novedad utilizar grandes planos en donde combina unos  coloreados con puntos con otros de color liso.

La guerra, la muerte trágica de su amante Eva Gouel y su matrimonio con Olga Koklova en 1918 terminarán por influir sobre su producción artística. La técnica y temas del cubismo no desparecen e incluso todavía realizará a comienzos de la década siguiente importantes cuadros como Los tres músicos, pero esta obra convive con la vuelta a un estilo neoclasicista que será objeto de otro artículo. A estas obras de estética cubista podemos seguir llamándolas sintéticas, pero también han sido  llamadas de un cubismo decorativista, al tener como base la combinación de colores contrastados en grandes planos, ya muy alejada de aquella monocromía de 1910.

Picasso. Los tres músicos, 1921.




Picasso. Mandolina y Guitarra, 1924.




En estos cuadros se funden el dominio del color de su formación postimpresionista, la herencia temática de la primera década del siglo XX y los descubrimientos técnicos de la segunda.
En décadas posteriores volverá de alguna manera a este estilo.

Entre el cubismo, el clasicismo y el surrealismo.

4 comentarios: